Facebook Pixel

¿Qué es la hiperhidrosis?

sandra eriksson mirkovic hiperhidrosisRedactado por: Sandra Eriksson Mirkovic, médico en ejercicio especialmente interesada en la hiperhidrosis.

La hiperhidrosis, o sudoración excesiva, es una enfermedad que sufre entre el 1 y el 3 % de la población mundial, y que afecta a hombres y mujeres por igual.
La mayoría de personas asocia la sudoración excesiva a las axilas y manos, pero el problema puede aparecer casi en cualquier parte del cuerpo: cabeza, rostro, ingle, torso o pies. El paso de los años puede hacer que la sudoración excesiva desaparezca en algunas personas, mientras que en otros casos puede provocar que su problema se agrave.

hyperhidrosis

En la actualidad no existe ninguna cura conocida para la hiperhidrosis, sin embargo, algunos tratamientos como la iontoforesis pueden ayudar a disminuir la sudoración y aliviar sus síntomas. Aunque la hiperhidrosis presenta síntomas graves, esta enfermedad no puede detectarse en análisis de sangre. A pesar de ello, la sudoración excesiva no siempre se produce debido a la afección llamada hiperhidrosis, pues otras enfermedades también pueden ser causa de sudoración excesiva. Si tu caso es grave, consulta a tu médico para que pueda elaborar un diagnóstico correcto y excluir otras enfermedades.

Los sistemas sanitarios no suelen tener la información suficiente sobre la hiperhidrosis como para tomar en serio sus síntomas. Dicha afección es conocida como una «enfermedad silenciosa» porque puede ser difícil encontrar una solución al problema y muchas personas la sufren en silencio. Para asegurarte de que te van a hacer un diagnóstico correcto, te aconsejamos que acudas a un centro especializado en sudoración.

Tratamiento de la hiperhidrosis

Existen distintas opciones para tratar la hiperhidrosis. Conviene probarlas todas, según en qué parte del cuerpo se encuentre tu problema de sudoración.

Tratamiento que puede resultar efectivo es la tratamiento de inyección, pero este tratamiento debe repetirse un par de veces al año. El sustancia se inyecta en la piel de las zonas del cuerpo afectadas por la sudoración excesiva. Se utiliza principalmente en las axilas y las palmas de las manos, pero también es posible utilizarlo para tratar otras partes del cuerpo, como los pies, la cabeza, la espalda, la ingle, los glúteos o el torso.

Aun así, es difícil encontrar centros que ofrezcan dicho tratamiento, y, además, este puede acabar teniendo un coste muy elevado, pues el tratamiento debe repetirse pasados algunos meses.

Algunas personas pueden ser inmunes a un tratamiento con tipo A, pero existe un tratamiento alternativo que utiliza tipo B. Esta puede resultar muy efectiva y causar un menor impacto en los músculos que la toxina tipo A, la cual a menudo provoca una reducción temporal de la fuerza de agarre de las manos. Sin embargo, la tipo B suele tener un efecto menos duradero.

Tu médico puede prescribirte una pastilla, pero estas suelen tener muchos efectos secundarios. En ocasiones, una combinación de tratamiento con pastillas y con tratamiento de inyección puede ser una solución para personas que sufren de hiperhidrosis general. Lo ideal sería que consultes a un médico de un centro especializado en sudoración antes de empezar el tratamiento.

Otro método para tratar la hiperhidrosis es miraDry, que se emplea principalmente en las axilas. Se trata de un método que utiliza microondas para «cocer» las glándulas sudoríparas, y que puede llevar a una reducción permanente de la sudoración de un 70 a 85 % después de una o dos sesiones. Dicho tratamiento ha sido probado sobre todo en axilas, pero puede que esté disponible para otras partes del cuerpo en el futuro.

La extirpación de glándulas sudoríparas axilares es una intervención quirúrgica que puede suponer una solución alternativa si el problema de sudoración se localiza en las axilas. No obstante, dicha intervención puede provocar efectos adversos como cicatrices permanentes o hinchazón en la zona afectada. Antes de considerar someterte a este tipo de cirugía, te recomendamos que consultes a un cirujano con experiencia en dicho procedimiento.

tratamiento de la hiperhidrosis

Otra posible intervención quirúrgica para el tratamiento permanente de la hiperhidrosis es la simpatectomía (ETS). Se trata de una solución definitiva para la hiperhidrosis que afecta a las axilas y palmas de las manos, y consiste en cortar los nervios que controlan la sudoración de esas partes del cuerpo para así disminuirla.
Aunque se trata de una solución permanente para la hiperhidrosis, suele provocar sudor compensatorio en el torso, además de otros incómodos efectos secundarios.

La iontoforesis es un tratamiento muy eficaz contra la hiperhidrosis. Es un método indoloro que puedes utilizar principalmente en las axilas, las palmas de las manos y los pies. El tratamiento puede ser llevado a cabo desde tu propia casa y, si lo haces con regularidad, obtendrás excelentes resultados.

La iontoforesis también puede utilizarse en la zona del rostro, aunque, hasta el momento, no se ha demostrado que sus resultados sean tan efectivos como en otras partes del cuerpo. Más del 90 % de los clientes que utilizan nuestro dispositivo se encuentran satisfechos y afirman que el tratamiento presenta excelentes resultados y les ayuda en su vida cotidiana.

  1. Iontoforesis SE 20
    Iontoforesis SE 20
    La iontoforesis es un método científicamente probado para tratar la hiperhidrosis. Puedes util ...
    380 €
    Leer más

Asociaciones de pacientes con hiperhidrosis

Si sufres de hiperhidrosis, puedes unirte a la asociación de pacientes con hiperhidrosis de tu país o región. Cuantas más personas formen parte de dichas asociaciones, existen más posibilidades de poner de manifiesto las situaciones que viven los pacientes con hiperhidrosis. Si te sientes cómodo hablando sobre los males y problemas que te causa la hiperhidrosis, puedes compartirlo con las personas que te rodean. Esto podrá ayudarte a normalizar tu enfermedad y hará que otras personas que la sufren se sientan más cómodas compartiendo su situación.

Si alguno de tus seres queridos padece de hiperhidrosis, es importante que aprendas cómo comunicarte con ellos sobre su enfermedad. Es fundamental no acusarlos de causar su propia enfermedad por sufrir de estrés, sobrepeso, o de cualquier otro trastorno. Para saber más sobre cómo afrontar estas situaciones, haz clic aquí: SweatHelp.org

Juntos podemos marcar la diferencia y asegurarnos de que todas las personas afectadas por la hiperhidrosis reciban ayuda, así como un diagnóstico correcto e información apropiada al respecto.